El “Amor” en tiempos de smartphone

Matrimonio Soltería Vida Cristiana

En la actualidad, pareciera que vivimos en la era de lo desechable, aquella en la cual,  para algunos “lo que no sirve se tira”,  y si nos ponemos a pensar muchos vivimos en la practicidad del día a día; comemos en platos desechables para ahorrar el esfuerzo de lavar la vajilla, tomamos en botellas de plástico para no tener que guardarlas, tiramos baterías, electrodomésticos, ropa, y hasta los recuerdos parecieran cosas viejas que  han perdido su utilidad.

Lo peor es que ahora esta costumbre alcanzó nuestras relaciones…   si señores, nuestras relaciones. Hemos desconsiderado el valor de las personas, del tiempo que nos dedican, y que dedicamos,  la importancia de cultivar amistades y relaciones sanas y duraderas,  pero esto no es más que el reflejo de lo desechable de nuestros días: “el Smartphone”;  considerando además, que este teléfono se crea con cierta vida útil, es paradójico que precisamente una herramienta tecnológica, que nos hace la vida más factible, e inclusive nos facilita la comunicación con familiares y amigos fuera de nuestras fronteras; nos haga perder de VISTA a las personas que tenemos a nuestro lado .

Si lo que mueve a las nuevas tecnologías es el “amor”; entonces el Amor Verdadero debería conectarnos, tal como hace muchos años Jesús el hijo de Dios se conectó al mundo y no fue precisamente a través de un Smartphone, (tecnología) sino a través de sus más sinceras expresiones de amor. RECORDEMOS:

Les digo todo esto para que sean tan felices como yo, 12. Les mando a que se amen unos a otros, así como yo los he amado a ustedes. 13. Nadie muestra más amor que quien da la vida por sus amigos. Juan 15: 11

También nos dijo: 35 Si se aman de verdad, entonces todos sabrán que ustedes son mis seguidores. (En otra versión dice mis discípulos) Juan 13:35

Por otro lado, hace poco salió una en una tendencia muy usada en redes y es: cuando la biblia dice “el amor todo lo soporta” no se refiere a traiciones, agresiones, falta de respeto, abuso, desviación de carácter y afines.  El amor soporta la pobreza, la enfermedad, las dificultades, los defectos, las diferencias… Y es que señores cuando usamos nuestra tecnología por encima de otras personas es como si hubiéramos hecho lo antes subrayado.

Lamentablemente,  nada es como antes se ha cambiado las rosas por los likes, las llamadas telefónicas por los emoticones y mensajes de WhatsApp, los problemas se prefiere tratarlos por inbox que enfrentarlos personalmente, hemos cambiado una tarde de paseo por una video llamada relajados en el sofá, y si bien salimos a tomar un café nos ocupamos en capturar el momento y sacar la mejor selfie para subirla en las redes sociales,  y asi mantenernos  al pendiente de las notificaciones y comentarios de nuestros amigos.

Pero descifremos entonces de qué clase de amor hablaba Jesús, recordemos que  Él nos dijo: Así como el Padre me ama a mi yo también el amo a ustedes. Juan 15:9 y solo pensemos en esto Jesús no conoció mayor amor que el que su padre le entregó… y de esa misma manera lo entrego a nosotros… para que fuéramos uno con él y lo expresáramos genuinamente al mundo.

Es hora de extender ese amor a la gente que está a nuestro alrededor y no pensar tanto en los juicios personales, desacuerdos, el no pensar de manera egoísta, no ignorar a nuestro padre, madre,  familia, amigos, por conectarnos a una tecnología que a final de cuenta termina siendo desechable.

Que nos quede esta enseñanza: Llénenme de alegría, teniendo unos mismos sentimientos, compartiendo un mismo amor, viviendo en armonía y sintiendo lo mismo. No hagan nada por rivalidad o vanagloria, sean por el contrario humildes y consideren a los demás como superiores a ustedes mismos, que cada uno no busque su propio  interés, sino el de los demás Filipenses 2: 2-4

Pongámoslo en práctica: Qué tal si viajamos a través del tiempo e imaginamos por un momento que bonito era el amor que vivieron nuestros abuelos!! Cuando no existía ese artefacto (Smartphone) de por medio y se valoraba la compañía, se  valoraba una tarde juntos tomando café y platicar y reírse de tantas cosas, quizá disfrutar de la naturaleza mientras  se camina juntos tomados de la mano; ver a padres y abuelitos en los parques de recreación jugando con los niños, y apreciar el contacto visual que nos lleva a conocer el interior de la otra persona y amarla como Jesús lo haría.

 

Autoría:

Maricruz EquipoDNP _Guatemala, Naty EquipoDNP_Colombia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *